Sunday, April 29, 2007

Bufanda verde.
Una carta. Verde.
Agujas en en el cuello
...y un duende de 200 centrimetros contando chistes.



Se parece a Cerati.


Ibamos por alli,a presenciar estrellas apagadas,
caidas de arboles color pera.


Esperanzas marcadas con lunares.
Dudas prolongadas por rasguños.
Confirmaciones que no dejan de ser piel.

Unos cuantos cuentos contados que envenenan con risas.
El duende respira humo de un cigarro
que jamas se acaba.
Se pasea congelado.

Brinda, me mira...me reconoce.

-Salud po Caro!

Lo miro.
Me pregunto
de dónde salió.
A que hora llegó.

Dijo que se iría.

Pero una vez que yo me haya dormido.

4 comentarios:

П§. ©∂Пїℓїℓℓ∂ said...

¿Y al final que onda el duende?
¡Yo quiero uno de esos duendes en mi pieza para entretenerme antes de dormir! [no duermo, tengo insomnio]

Pao said...

que buena eso de tener un duende cerca que te pele el cable... pero para ser buen duende debería cuidarte el sueño también...jaja
Saludos !!!

Clau:pinguina de 16 said...

He escuchado que los troll dan buena suerte...será cierto?, a mi me dan miedo, pero en fin...
supongo que a lo único que le temo que aparezca cuando duermo es a un Chucky!! (secreto)
saludillos!

freak_e_man said...

te extrañuu... u.u