Semana Santa.

Thursday, April 13, 2006

Una vez al año, una vez más, otra vez los mismos temas, otra vez las mismas discusiones, otra vez sube el pecio de los pescado y de los pasajes, otra vez la gente se toma unas cortas vacaciones, otra vez las mismas películas, (insisto) otra vez esa eterna maratón de películas, otra vez los sacerdotes se tiran las mechas y rabean tratando de explicar cual es el real espíritu de estas fiestas, mientras cientos ya van en dirección a la playa… en fin… una vez más la Semana Santa…

No me quiero dar la paja gratuita de discutir cual es el sentido de estos feriados religiosos, porque en realidad es una paja, por medio de la cual no llegaría a ningún lado, más que desempolvar neuronas tratando de matar el ocio hasta que llegue el lunes y todo se haya acabado… Prefiero dar espacio a esas incomprensibles imágenes de antaño vinculadas a la Semana Santa.

La Previa: En el colegio era insalvable las eternas clases relativas al período de cuaresma. Fueron años y años repasando y siendo evaluado con respecto al mismo tema, la misma información, los mismos personajes, las mismas ideas… ¿me van a creer que no me acuerdo de nada?...

Jueves Santo: Siendo el día en el que se conmemora la Última Cena, en el colegio no se encontraba idea mejor que simular un poco la situación protagonizada por Jesús. Todos sentados en la sala compartíamos un trozo de pan… una mierda de pan, con sabor a plástico… bueno, no faltaba en hereje que se rasguñaba un pedazo más grande, reclamaba una segunda ronda o se lo llevaba para la casa para comérselo con mantequilla… Bueno, del vino ni hablar… todo menos vino, sólo cuerpo… Algo que nunca me expliqué ¿qué tiene que ver el día del sacerdocio con todo esto?... Lo mejor de todo… a las 12, para la casa…

Viernes Santo: Día encerrado en la casa, torturado con las películas de romanos y con las distintas versiones y modelos de la Pasión de Cristo… La que más me gustaba era esa en la que a Jesús nunca le mostraba el rostro… la encontraba aterradora, siempre fantaseé que en cualquier momento la mostraban e iba a aparecer algún tipo de ser alienígeno deforme… Recuerdo que cuando más chico, este día era terrible, casi siempre llovía, y con cuática, con viento y relámpagos, casi como fin de mundo… en mi imaginario infantil creía que Dios se ensañaba con nosotros por el cagaso que nos habíamos mandado con su hijo… con el tiempo los días se fueron haciendo más pasables… Ah… se me olvidaba… odiaba este día… era la maldita fecha en la que me veía obligado a comer pescado… un asco en aquel entonces… (Si no es carne… ¿no puede ser empanadas de queso, papas fritas, puré con huevo, tallarines con pomarola?... no… tiene que ser pescado)

Sábado Santo: El día más inocuo de todos… sin trascendencia… ¿Día de reflexión?... Nada que ver… era día de pichangas con los amigos y de constantes retos de la vieja que reclamaba por tanta bulla y poco respeto por el Señor…

Domingo Santo: Obvio… día de huevitos de chocolates… la hueá era fome en realidad… nunca me escondieron las cagás de huevos, para hacer más entretenida la situación… la vez que lo intentaron, faltó ingenio… no faltó el huevo que pasó todo otoño e invierno a la intemperie, solo, malgastado y perdido… ¿La resurrección de Jesucristo?... Qué gracia tenía para uno cuando chico… eso lo hacía hasta el héroe de más bajo rango, en los monitos que veíamos en aquel entonces…

Recuerdos… sólo recuerdos… con el tiempo la Semana Santa ha ido perdiendo la gracia… antes con más restricciones y mitos, irónicamente, era más entretenida… ahora, sólo es un fin de semana largo más…

2 comentarios:

Gabriela said...

Definitivamente el espíritu católico viviente no eres, ¿quién dijo que este fin de semana santo debe ser divertido? eso depende de cada persona...
No veas TV en este tiempo mijo, que la historia de Jesús no cambiará de un año a otro.

Saludos blosers, Gabriela.

Gabriela said...

Claro ke la historia de Jesúsno va a cambiar, pero de que a perdido cierto énfasis la semana santa si lo ha echo... es casi imposible negar aquella "posibilidad"....
hoy resulta un fin de semana largo y ya...y si bien no tiene que ser divertido, por lo menos podrñía ser más significativo a nivel global...

Ps: al parecer las tradiciones católicas van perdiendo su antigua "tradicionalidad" si hasta mi hermana de 8 años dice "te acuerdas cuando éramos chicos...??"