La Cacería

Saturday, April 5, 2008

Últimamente no he escrito mucho. Básicamente falta de emoción, ideas inconclusas. A ver si les parece ^^

No es un buen título. Al menos aún no me convence.



Maldita oscuridad. Aún no me acostumbro a ella. No sé si llevo una semana o toda mi vida aquí, pero no veo casi. Supongo que no ha sido toda mi vida, pero no recuerdo nada antes de esto. La nada.


Quizás deba resignarme.

- Don't u dare... Keep on movin', don't give up!

No es el eco... parece más una selva que una caverna. Pero aún así tiene pasajes que dan a espacios grandes, húmedos, sin olor a nada. Tanteando reconozco varias salidas, pero dan a otros espacios igualmente amplios -o el mismo espacio, como no veo...

Siempre he corrido. Mis piernas son duras como las paredes que me rodea [¿o son árboles?], no sé si llevo zapatillas o mis pies están callosos. Sólo sé que corro. De vez en cuando me siento a tomar un liquido que escurre de las paredes-árboles. No tiene sabor, no huele, pero quita la sed.

¿Humo? ¿Ruido? Ya me había acostumbrado a oír tres cosas: mis pasos, mis latidos y esa voz. Era como si saliera de un parlante, pero a veces parecía estar en mi cabeza. Nunca supe. Simplemente estaba ahí.

Pero hay un cuarto sonido, y definitivamente no es esa voz. Risas, ladridos, y apestaba a humo.

- Run! Moron... Just run!

¿Pero de qué? ¿Y si saben como salir de aquí?

- They aren't like u...

¿Y qué? Quiero salir de aquí, debe haber algo más que lo negro.

Dejé de correr. La voz seguía, y me insultaba cada vez peor. Pero ellos se acercan, y si me sacan de aquí, quizás la voz también se quede.

Dejaron de reír, creen que no los veo. Claro que no, ¿aquí quién puede?. Pero sé que están ahí, escucho sus latidos, su respiración.

Tomo líquido, pero esta vez sale de mí. Es espeso. Me hirieron.

La voz tenía razón.


Logré llegar a otra/la habitación. Cubrí mi herida con lo que pude. Yací por un tiempo, escondida. Igual no me veían, pero me escondí de todas maneras.


Un día, me volví a parar. No sé si corría. Sólo avanzaba. Llegué a un espacio amplio, alguien tanteaba a gatas las salidas.

- Stand up and run for ur life!
Le dije.

Levantó su vista, pero no logró ver. ¿Quién podría?

Yo pude. Ví sus ojos.

Era yo.


La voz... es mía


- I don't wanna run, but I have to. I'm the fuckin' prize in their fuckin' hunt.



La voz soy yo.




=S!

5 comentarios:

romm|na said...

holaaa!! me ha encantado y gustado mucho tu blog!! feliciades, tienes muy buenas entradas, y creo que es muy interesante leerte! quisiera intercambiar enlaces con tu blog, los mios son Bailando por un sueño bailandoya y primicias de la farandula - soloprimicias espero que me aceptes en tu blogroll! exitos un saludo!!!

R2K said...

: )

Pecas said...

emmm............
rarito..
qué más puedo
decir.


rarito.


(obviamente, considero que
ta bien escrito)

Daniel Elosua said...

jajaja que loco escribes... un abrazo desde aqui, la profundidad de la selva de cemento... queria invitarte a mi blog y a la vez que pases la voz... un besooo see yaaa...
www.nosomosimios.blogspot.com

Carolina said...

ERES TU!!