Tus buenas y desinteresadas acciones ¿Las premia la vida?

Friday, June 22, 2007

NO BUSCANDO NADA A CAMBIO...

Era un día más de capataz pero en pocos instantes todo dejaría de ser tan normal como siempre, se veía que el cerro estaba con derrumbes, por lo tanto la orden era parar la faena por ese instante. Algunos obviamente hicieron oído sordo, fue así como el derrumbe dejo atrapado a uno de esos trabajadores que tanto problema le habían dado, estaba en el pique con una viga sobre sus piernas y con un cerro a punto de venirle encima, bueno el no la pensó dos veces, dio la orden de tráele una cuerda la cual ató a su cintura y empezó a bajar al pique mientras sus trabajadores sostenían esta misma, ahí estaba todo quebrado, con las piernas atrapadas, la sierra no funcionaba y por lo mismo el pilar no cedía, bueno optó por afirmarlo con fuerza de su brazo derecho mientras daba la orden de empezar a subirlo lo cual dio resulto. Iba del brazo con uno de su peor enemigo pero eso no importaba. Bueno cuando llego arriba era una fiesta, todos felicitaban su acción, el nunca lo vio digno de aplausos, no pensó en nada más que salvar una vida, al tiempo este "señor" salvado olvido por completo el pacto eterno de agradecimiento.

Ya habían pasado 4 años del hecho heroico, feliz se encontraba este hombre ya que este día sería padre por segunda vez, y además se formaba la parejita ya que venía a acompañar a su vida una bella niña. El parto fue un poco complicado la madre pedió mucha sangre, tuvo una hemorragia que costó controlar, ya en la noche la madre cansada, se quedo dormida pero más que dormida estaba entrando en un estado de desmayo, ya que la hemorragia no había sido bien controlada, a esa hora en el hospital una señora se paseaba por los pasillos cuando escucho pequeños quejidos, era los de esta mujer, al acercarse a ella se fijo que en el suelo había un charco de sangre, inmediatamente corrió a llamar a una enfermera. Lo que había pasado era que esta mujer al empezar a desangrarse perdió el conocimiento por lo mismo si esta señora no hubiera estado en ese lugar, lo más probable es que ya no estuviera aquí. Bueno al estabilizar a la mujer obviamente llamaron a su esposo -el mismo que salvó hace un tiempo la vida de un trabajador-, la enfermera le relató todo lo ocurrido y él le pidió buscar a la señora que la ayudó para darles las gracias la sorpresa fue grande al saber que era la señora de quien hace 4 años el había salvado.


3 comentarios:

П§. ©∂Пїℓїℓℓ∂ said...

Ya habia escuchado algo parecido en un programa que daban antes en el mega que se llamaba Milagros (tenia unos 7 años, pero aun lo recuerdo)

Los milagros existen

GizmoDuck said...

Muy lindo , el texto muy magico

KaRy said...

hola...

el relato es demaciado msiterioso, una nunca sabe lo que tiene preparado el destino para nosotros...

linda la foto del blog...