Final Azul

Thursday, July 6, 2006

Bueno, ya sabemos quienes son los candidatos definitivos a coronarse campeón en este Mundial, que ha sido bastante desabrido por lo demás. Si hace un mes alguien hubiera sugerido que Francia e Italia serían los finalistas, de seguro se hubieran reído del pobre vidente y más de un coscacho le hubiera llegado. Porque Brasil era el país con más estrellas, y en teoría, debería haber sido el equipo que daría cátedra en Alemania. Otras opciones simpáticas eran Argentina, Alemania (por ser el dueño de casa), Inglaterra o España. Pero todos desilusionaron, algunos por quedados, ratones y fomes, y otros por quemados.

Al final llegaron dos equipos que fueron de menos a más, representativos que no mostraron nada relevante en la primera fase, pero que con el paso de los partidos fueron afianzando una categoría que les costó mucho recuperar.

Una Italia que llegó muy complicada por los problemas de corrupción que aquejan a su federación de fútbol; un equipo extremadamente estratégico y ratón, favorecido en octavos de final, por un penal inexistente; pero que justificó su estadía en la final, en sus dos minutos de gloria ante Alemania.

Una Francia que llegó marcada por una deshonrosa eliminación en primera fase en el mundial anterior, tras haberse consagrado como campeón en el campeonato que ellos organizaron. Una Francia sin chispa en la primera fase, que clasificó a penas segunda de su grupo y que fue muy criticada por el promedio de edad de sus jugadores (el equipo más viejo de todos). Pero que lentamente se fue afirmando, agarrando un ritmo y un control escénico que le costó caro a muchos de los equipos que se pusieron en su camino. Un equipo que si logró despertar a sus figuras, consiguiendo con un maduro Zidane, un habilidoso Henry y un sorpresivo Ribery (que se incorporó al equipo de manera fortuita), marcar la justa y necesaria diferencia en el campo de juego, como para postular nuevamente a la copa.

Ahora sólo queda esperar el día domingo, para ver desde la distancia, cómo Tanos y Galos disputan un trofeo que está tan, pero tan lejos de ser rosado por los chilenos. Mi candidato es Francia; me gustaría que Zidane pueda despedirse con la copa en sus manos.

1 comentarios:

Anonymous said...

Super color scheme, I like it! Good job. Go on.
»